Menu

Slide ¡Llegó el día! Después de un tiempo, ella aceptó salir contigo. Y no piensas desaprovechar la oportunidad. Tienes todo planeado, TODO. Outfit cool, nuevo corte de cabello, reservación en un restaurante lindo, y flores; un poco de comezón en el labio ¿será un afta? NOOOOO, entonces decides darle no tanta importancia porque todo pinta para una primer cita perfecta. Vas en camino a recogerla y estás de tan buen humor que subes el volumen del radio y empiezas a cantar, pero… ¡EL HORROR!

Dolor en la parte interna del labio y una pequeña ulceración. La sientes cada que tu labio roza los dientes. Para asegurarte, pasas la lengua justo por donde duele. Y, sí, es un afta. Sabías que a tu mamá le salían, pero nunca te había pasado a ti. ¿Por eso te salió? No sabes qué hacer. Es horrible, no quieres cancelar la cita, pero no quieres… ¿contagiarla? ¿Las aftas se contagian? ¿Puedes comer con eso en la boca?
¡NOOOOOOOOOOOO! Tranquilo, no es el fin del mundo y tampoco el de tu cita. Aquí te compartimos tres tips para sobrevivir a tu primer afta:

1. No. No son hereditarias y mucho menos contagiosas. Sólo son dolorosas.

2. Evita alimentos muy calientes o irritantes que puedan aumentar el malestar.

3. No utilices remedios caseros como limón, bicarbonato o vinagre, sólo empeorarán el dolor.

4. Aplica Kanka, no sólo es un antiséptico que ayudará a que cure más rápido, sino que contiene anestésico, por lo que sentirás alivio rápido y desde la primer aplicación.

Ahora sí, suerte en tu cita. 😉

Visitante 1524

Loading